Bolivia hoy recuerda al Litoral arrebatado por Chile en 1789

Bolivia recuerda 136 años de la pérdida del Litoral que fue arrebatada por el  Ejército chileno, desde 1879 luego de la Guerra del Pacifico que los bolivianos no tenemos salida al mar.

AMC EDUCATIC Bolivia, no quiere ser indiferente con esta fecha y conmemora como Día del Mar a esta fecha importante porque fue cuando perdimos el mar con el que nació el país.

La directora ejecutiva de, EDUCATIC Bolivia, Ing. Keiko Ignacio Campero, manifestó que está fecha todos los bolivianos debemos recordar el Día del Mar y conmemorar a los valerosos soldados que defendieron suelo boliviano del Ejército chileno.

“Este día es una oportunidad propicia para reivindicar la posición de Bolivia de una salida soberana al Océano Pacífico”, dijo.

 

HISTORIA

El 23 de marzo también se recuerda al héroe de la Guerra del Pacífico, Eduardo Abaroa, quien tenía un pequeño comercio en San Pedro de Atacama, la población donde nació, trabajaba como administrador en una mina de la zona.

El ataque chileno inició el 21 de marzo, en la localidad de Calama, donde Ladislao Cabrera y Severino Zapata reunieron a 144 bolivianos Eduardo Abaroa estaba entre ellos. Abaroa Fue uno de los defensores del puente del Topáter, en el río Loa, y fue uno de los que cayó el 23 de marzo de 1879 con la decisión indeclinable de no rendirse jamás ante las armas del opresor.

INVASIÓN CHILENA - DEFENSA DE CALAMA

Hasta el amanecer del 23 de marzo la defensa está ya organizada, cavan zanjas, levantan barricadas y destruyen los puentes Topáter y Carvajal para obstruir el desplazamiento del enemigo. Ese mismo día son vistos por el camino a Caracoles 544 combatientes de tres compañías del Ejército chileno con dos piezas de artillería de montaña y una ametralladora.

En la orilla opuesta al río Loa, ocho rifleros y dos oficiales junto a Eduardo Abaroa protagonizan una acción heroica obligando al enemigo a un repliegue precipitado. Unos 40 chilenos abren paso en el sector del puente Carvajal al derrotar a 24 defensores apostados ahí. Las fuerzas chilenas ingresan sin oposición al pueblo de Calama.